Tegucigalpa/Washington – El gobierno de Estados Unidos condenó el reciente uso de la violencia en Honduras para socavar la democracia y permitir el nombramiento irregular y sin precedentes de fiscales interinos del Ministerio Público, según un comunicado que leyó el portavoz Matthew Miller.

De acuerdo al comunicado oficial del Departamento de Estado de EEUU, las medidas se toman para imponer restricciones de visado a ciertas personas, de las que no se proporcionaron sus identidades, sin embargo se conoció que estos personajes políticos llevaron a cabo actos de violencia e intimidación, y fomentaron el conflicto entre el pueblo hondureño al llamar a los grupos violentos a movilizarse, lo que provocó ataques físicos y actos de intimidación, algunos de los cuales resultaron heridos.

“Estas acciones antidemocráticas socavan las instituciones de Honduras y son incompatibles con los principios básicos de la Carta Democrática Interamericana, que Honduras firmó como miembro de la Organización de los Estados Americanos en septiembre de 2001. Nos sumamos al llamamiento de la comunidad internacional para que se restablezca el orden regular por medios pacíficos, transparentes y democráticos”, reza una de las partes torales de la nota.

Finalmente, el gobierno de EEUU asegura que está con el pueblo hondureño y con aquellos que buscan fortalecer la democracia y el Estado de derecho en Honduras, “y seguimos comprometidos a promover la rendición de cuentas por quienes la socavan”.

 

Una comisión permanente del Congreso hondureño, integrada por nueve diputados oficialistas, hizo el nombramiento interino de los fiscales -general y adjunto- del Ministerio Público el pasado 1 de noviembre, que fue antecedida por una jornada violenta en los bajos de ese poder del Estado, donde hubo parlamentarios heridos y lesionados por las fuerzas de choque del gobierno conocidos como colectivos.

Dos días después de visita de congresistas

El pronunciamiento de Washington ocurre dos días después de la visita de congresistas estadounidenses, integrada por cuatro senadores y una representante, estuvo en Honduras el fin de semana, y aprovecharon para entrevistarse con la titular del Ejecutivo, el presidente del Congreso Nacional, integrantes de la sociedad civil y la dirigencia empresarial.

En todos los encuentros, los legisladores estadounidenses insistieron en el tema de la gobernabilidad, la institucionalidad democrática y la independencia de poderes.

El senador de EEUU, Tim Kaine y la presidenta Xiomara Castro.

La misión legislativa estadounidense está encabezada por el senador demócrata Tim Kaine e integrada por los senadores Jeff Merkley, Peter Welch, Dick Durbin, Laphonza Butler y la representante Delia Ramírez, quienes fueron acompañados por la embajadora Laura Dogu.

En la reunión en Casa Presidencial, la presidenta Castro fue acompañada por su hijo y secretario Héctor Manuel Zelaya Castro, el canciller Reina, la ministra de Finanzas, Rixi Moncada y el embajador hondureño en Washington, Javier Bú.

El portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *