Mohamad Yusuf o el cuento chino de la vacuna rusa

El multimillonario Mohamad Yusuf Amdani, presidente de Grupo Karim’s, planificó el ingreso ilegal de 5.775 dosis falsas de la vacuna rusa Sputnik V, escondidas entre refrescos y golosinas en un avión privado (matrícula HR-AYI) que se dirigía a la ciudad de San Pedro Sula, en Honduras. La Administración General de Aduanas y el ejército mexicano decomisaron el lote de vacunas en el aeropuerto de Campeche, México. En el avión se trasladaban, según el plan de vuelo, Gustavo Ramón Raudales Bográn, director de Grupo Karim’s México-Honduras, otros ejecutivos de la empresa y médicos, junto con la tripulación.

Mohamad Yusuf, empresario de origen pakistaní, fundó a inicios de los 90 un emporio de al menos 16 empresas en Honduras. Esto, según la revista de negocios Forbes (2016), lo situó en el quinto lugar entre los 12 millonarios más importantes de Centroamérica. ¿Por qué un magnate traficaría vacunas en la región? Si el avión salió de San Pedro Sula hacia Campeche: ¿Por qué el destino final era de nuevo San Pedro Sula? ¿Las vacunas venían de México?

No es casual que, un día después del hecho, el Narco-Dictador hondureño Juan Hernández instruyera a la Secretaría de Salud (SESAL) para “estructurar un convenio de forma inmediata con la empresa privada”, buscando facilitar que el Estado reciba de los empresarios donaciones de vacunas contra el COVID-19. Esto aseguraría la adquisición “legal” del producto falsificado.

Por otro lado, con un mes de anticipación, el Congreso Nacional preparó el terreno para evadir los controles nacionales. ¿Cómo lo hizo? Un decreto más: el pasado 20 de febrero se publicó en el Diario Oficial La Gaceta un decreto para derogar el artículo 9 del decreto ejecutivo 162-2020. Ese documento establecía que “la vacuna que va adquirir el Estado, debe estar aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos EE.UU. (FDA)”. En su defecto, el nuevo decreto establece que “las empresas farmacéuticas y/o personas jurídicas públicas proveedoras de vacunas (…) contra el COVID-19, deben contar con una autorización de uso de emergencia emitida por la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA)”.

Ahora bien, el Comisionado Presidente de la ARSA es nada menos que Francis Contreras Rivera, socio y testaferro de Lena Gutiérrez, acusada por delitos a la salud en el escándalo del desfalco al IHSS, conocido popularmente como el caso de “las pastillas de harina”. La sospechosa incautación de vacunas falsas introducidas por la empresa de Mohamad Yusuf plantea muchas dudas razonables y representa un peligro para la salud e integridad de la población hondureña.

Los funcionarios rusos advirtieron que esta podría ser una provocación “dirigida a desacreditar la vacuna Sputnik V mediante el envío de una vacuna falsa”. ¿Juan Hernánez ha decidido apartar a Yusuf de futuros negocios? Seguiremos atentos de las autoridades mexicanas, quienes expresaron públicamente que “la aeronave quedó en garantía del interés fiscal y la tripulación y pasajeros de nacionalidad hondureña, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República de México”.

Fuente: EL PERRO AMARILLO https://elperroamarillo.news/secciones-especiales/secretos/mohamad-yusuf-o-el-cuento-chino-de-la-vacuna-rusa/ .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.